Trigo

Mi reflexión: Vivir sin gluten, una entrada con mucha retranca

Un buen día el gluten aparece en tu vida. Irrumpe como un elefante en una cacharrería. Aparece como una partícula invisible dispuesta a complicarte la existencia de una manera que no imaginabas. Frente al estupor inicial empiezas a tomar las riendas al tema, pero todo te pilla de nuevo.

Cierto es que habías escuchado hablar del gluten, ahora en muchos productos aparece la leyenda “sin gluten” y tu pensabas que esos alimentos eran más sanos por el hecho de no contenerlo. Incluso habías escuchado hablar de la enfermedad celíaca porque seamos sinceros, ¿quién no conoce a un celíaco? Hasta habías visto en algunos restaurantes que disponían de menú sin gluten ¡qué modernos!

Pero entonces el gluten llega a tu vida en todo su esplendor y te das cuenta de lo que realmente implica. Empiezas a escuchar palabras como contaminación cruzada o trazas, transgresiones, y te haces el lío padre pensando ¿pero qué me están contando? Te decides a investigar (realmente no te quedan más narices que hacerlo) y te das cuenta de que es un poquito más complicado de lo que creías cuando pensabas que alimentarse sin gluten era fácil y sobre todo más sano.

Primero descubres que el gluten (el maldito gluten al que estás empezando a cogerle manía, de momento sólo un poquito) se encuentra en productos tan peregrinos como yogures, algunas mantequillas, algunos quesos, embutidos, caramelos, chocolates. Y piensas… ¿pero el gluten no está en algunas harinas? ¿A quién se le ocurre echarle harina a los chorizos? Y entonces te enteras de que el gluten cumple una función espesante y estabilizante en determinados alimentos elaborados, y que es el responsable de la esponjosidad y elasticidad de las masas. Y descubres que ser celíaco es más complicado que “ah eso es lo del pan y la pasta”, como suelen decirnos (eso mismo decía yo antes de meterme en este mundillo).

Por eso estoy haciendo campaña de concienciación entre mi gente para que poco a poco vayan comprendiendo lo que supone ser celíaco hoy en día.

Que uno de nuestros mayores problemas es intentar comer fuera de casa sin ponernos a morir en el intento, porque aunque hay sitios que disponen de carta sin gluten, la mayoría no la tienen.

Que nuestros alimentos básicos cuestan tres, cuatro, cinco y mil veces más que los de una persona no celíaca.

Que no somos raritos, ni especialitos con la comida.

Que no vale el “total por un poquito no va a ser para tanto”.

Que hay que poner un cuidado especial en una cocina donde se preparan alimentos que van a ser consumidos por una persona celíaca.

Que cuando vamos a un hotel no necesitamos una habitación habilitada para minusválidos (tomo la experiencia prestada del grupo anécdotas para celíacos de facebook).

Por todo esto y para intentar que mi celiaquita lleve una vida lo más normal posible en un mundo donde si eres diferente de lo estándar te señalan con el dedo, te miran raro y estás marcado.

Y esta es la entrada que me ha salido hoy, en la que pretendía hablaros de otra cosa, pero salió la vena retranqueira que tengo como buena gallega que soy y así la dejo.

Otro día intentaré contaros algo sobre las trazas y la contaminación cruzada, que era  mi intención cuando hoy empecé a escribir.

Buen fin de semana a tod@s, Sin gluten por supuesto.

Comments
11 Responses to “Mi reflexión: Vivir sin gluten, una entrada con mucha retranca”
  1. Marga dice:

    Buenísimoooooo!!!!! Con retranca o sin ella, qué bien reflejas la realidad que padecemos los celíacos, te lo dice otra gallega 🙂
    Bicos

    • Gaia71 dice:

      Ay galleguiña!! Qué sería de nosotros sin la retranca. Hay que tomárselo un poco a broma porque sino es pa llorar todos los días y tampoco se trata de eso. El grupo de anécdotas da mucha idea de como entiende la gente el problema.
      Besiños.

  2. Muy bien explicada la dificultad que presentamos todos los celíacos en la vida cotidiana.

    • Gaia71 dice:

      ¡Gracias! No es fácil, y lo peor es cuando te dicen eso de que hoy está muy controlado, hay muchos productos y puedes comer en cualquier restaurante porque tienen carta de celíacos.

  3. glutoniana dice:

    Todos necesitamos sacar esto de dentro, no es tan fácil como dicen y los que lo consideran es que son asintomáticos y se les cuela el gluten tranquilamente por todas partes, entonces si que dicen que podemos llevar una vida normal…

    Sácalo todo que luego sino salen úlceras, nosotros te leemos 🙂

    • Gaia71 dice:

      Me dio por ahí, yo que pensaba escribir sobre las trazas… Se me fue la cabeza oye!! Pero me quedé tan a gustito que decidí publicarlo. A fin de cuentas no deja de ser el día a día de muchos de nosotros. Y eso que yo sólo soy “celíaca solidaria”. Me sorprendo a mi misma cuando estoy comiendo en la oficina, o el otro día en una cena pensando que de todo lo que hay en la mesa esto o aquello mi peque no puede comerlo… En fin…

  4. Ramona dice:

    Me ha gustado mucho tu articulo! Personalmente me encuentro en la fase de busqueda de informacion, ya que hace un par de dias a mi madre le han confirmado infinitas alergias. Intolerencia al gluten, leche, huevos y muchos mas alimentos puede complicarte mucho la existencia. Hay mucho desconocimiento e indiferencia por el tema!

    • Gaia71 dice:

      ¡Gracias! Me alegro de que te haya gustado. Es un lío cuando te confirman este tipo de cosas sobre todo si tienes una edad, es duro acostumbrarse a los nuevos sabores. Sobre todo el pan … Yo no termino de cogerle el punto a los que compro para mi hija… Ahora mismo estarás descolocadísima, pero piensa que en cuanto suprima de su dieta todo lo que le sienta mal se sentirá tan bien que será una persona nueva…

      Animo.

  5. It is really actually a fantastic and also valuable section of information. I am pleased you shared this convenient info around. You need to keep us up to date in this way. Many thanks for sharing.

  6. Hola buenas noches.
    Esta misma semana a mi hijo pequeño y a mí nos han diagnosticado la enfermedad. Mi niño mayor es portador. Ha sido complicado de digerir. Bueno aún estoy en ello.
    Antes del diagnostico yo ya me había informado sobre el tema y sabía de la complicación que conlleva para la vida diaria. Por eso estoy llevando muy mal los comentarios como: “va, si ahora con Mercadona ni te vas a enterar”… supongo que la ignorancia es muy atrevida, pero a mí no se me ocurre decirle a un diabético: “va, si ahora con la insulina no pasa nada…”
    En fin, que me ha encantado tu post.
    Un besote

    • Mi menú sin gluten dice:

      Buenas noches. Efectivamente como bien dices la ignorancia es muy atrevida, y la gente con eso de que “en Mercadona hay de todo” se piensan que lo tienes todo solucionado. Cierto es que ahora es mucho más fácil que hace unos años, pero no cabe duda que esto es un inconveniente a la hora de llevar una vida “normal”.

      Después de la fase de eso no es nada y hoy hay de todo, pasarás por la de ser una exagerada cuando te eches las manos a la cabeza con la contaminación cruzada.

      Pero bueno, como digo en otro de mis post después entras en internet y te encuentras a un montón de gente estupenda que se sienten exactamente igual que tu, y te das cuenta de que no eres un bicho raro, ni un marciano, y sobre todo que no estás sola.

      Me alegro que te haya gustado mi entrada. Muchas gracias por tu visita!
      !

Leave A Comment

 

UA-44852144-1