Thermomix

Thermomix ¿ayuda o gasto innecesario?

La enfermedad celíaca necesita mucha más dedicación en la cocina porque no se pueden utilizar muchos productos que vienen preparados por el riesgo del gluten oculto. Sin duda es más sano comprar tomates y preparar una salsa de tomate frito que comprar un brick y añadírselo a la comida. Me diréis que hay muchos productos etiquetados sin gluten, pero a mí me queda siempre una duda ¿está al 100% libre de gluten o contiene esas 20 ppm que son legales? Porque de ser así vamos añadiendo a la dieta pequeñas cantidades de gluten oculto. Por eso pienso que todo aquello que nosotros preparemos en casa es más sano y natural, incluso cuando no somos celíacos. Y así lo he hecho desde siempre.

“Comprar una Thermomix es una inversión y si la utilizas la amortizas rápidamente.” Eso te dicen las personas que la tienen y están contentas con ella. También hay veces que te dicen que es un trasto que te roba espacio en la cocina y que además es muy caro. Yo siempre fui de la segunda opinión, y que iba fenomenal para personas que no tienen tiempo ni ganas de meterse en la cocina. Tenía la idea equivocada de que al aparatito en cuestión se le metían los alimentos y él solito se encargaba de cocinarlos. No es así exactamente.

Llegados a este punto tengo que dar gracias a mi amiga Silvia. En la vida (al menos en la mía) encuentras muchas personas buenas, y de vez en cuando alguna piedra. El truco es quedarse con las buenas personas y lanzar las piedras lo más lejos posible. Cuando le comenté mis dudas sobre si hacerme con una Thermomix o no ella se brindó a prestarme la suya el tiempo que necesitase para probarla. Y así lo hizo, en unos días tenía una Thermomix en mi cocina dispuesta a ser probada.

A mí me gustó. Esta semana he quedado con una representante para hacerme con una. En este tiempo he probado a hacer masa de pizza que es lo que busco, sobre todo una máquina que me ayude a amasar, y ya de paso a cocinar. He hecho cremas, croquetas, arroz blanco, natillas… Ni que decir tiene que no consiste en meter todos los alimentos, programarla y que ella te haga la comida, hay que echarle ratos a la cocina, pero sin duda es una ayuda importante. Así que yo pienso que si la cocina te gusta es interesante “la maquinita”, creo que no merece la pena comprarla sólo para amasar, pero si además vas a sacarle partido haciendo otras cosas pienso que puede ser una buena inversión.

La compraré y os iré contando cómo me va con ella. La que me prestó mi amiga es la versión más antigua, así que supongo que la nueva mejorará las prestaciones. Al hablar con la representante me ofreció el libro de cocina para celíacos, y una bolsa para transportarla si vas de viaje. Cosa que ahora mismo me parece una locura, pero sé por gente que conozco que la tiene que la locura se convierte en realidad pasado un tiempo.

Este blog se irá construyendo en base a experiencias, y yo os iré contando la mía.

Y vosotros ¿tenéis thermomix? ¿Os parece una ayuda o un trasto más en la cocina?

Comments
3 Responses to “Thermomix ¿ayuda o gasto innecesario?”
  1. teresams1975 dice:

    Yo me la compré cuando diagnosticaron a mi hijo. Ha sido una inversión genial, hago maravillas, hemos ampliado nuestra dieta, comemos mejor que nunca! Y qué decir de lo bien que nos viene para los celíacos, te quita mucho esfuerzo, sobre todo en amasar, pues son masas complicadas. Yo la recomiendo, y ahora en verano, heladitos y zumos naturales, ainch qué invento!

    • gaia1971 dice:

      Ya la tengo!! Y hoy he colgado mi primera receta, un helado rápido, fácil y natural. Creo que va a ser una buena inversión. Eso sí, las horas en la cocina no te las quita. Te ayuda, pero hay que echar ratitos 🙂

      • teresams1975 dice:

        Hombre, es que la gente se piensa que la máquina lo hace solita, pero hay que trabajar, pero ya verás cuántas cositas vas a hacer, casi todas las recetas de mi blog son con THMX, así que ya sabes, a comer rico!!!

Leave A Comment

 

UA-44852144-1