Pulpiño

Revuelto de pulpo con queso de tetilla

Si hay algo que caracteriza mi querida tierra es su amplia y variada gastronomía. Uno de los platos estrella de Galicia es sin duda alguna el pulpo y de entre todas las variedades “á feira”.

No sé si conocéis exactamente de donde viene la receta de pulpo a la gallega o “á feira”. Voy a hacer un poco de historia. Hace siglos, hablo del siglo XVIII, cuando no existían cámaras de frío ni de congelación, conservar los alimentos frescos se hacía más complicado de lo que lo es hoy en día. La solución en puerto de mar para conservar los pescados era el secado de los mismos. Esta técnica más desconocida que la de hacer salazón, se utilizaba también para mantener el pulpo. Se secaban al viento, frío y sol de forma que se conservaban durante más tiempo.

Estos pulpos se transportaban al interior, ya que en la costa se podía consumir fresco. Además en puerto de mar tenían acceso a una mayor variedad de pescados y el pulpo no era muy apreciado.

Cuando llegaba a su destino se rehidrataba y se cocía en las ferias (mercados) de ahí su nombre de “pulpo á feira”, donde también se solía sacrificar alguna res, ya que era común que alguna estuviese lastimada y no pudiese terminar su deambular. La carne se cocía junto al pulpo y se aliñaba igual, con pimentón y aceite de oliva (que traían los arrieros en su camino por la ruta de la Plata desde Andalucía y Extremadura), de ahí que en las ferias de Galicia sea típico comer pulpo y “carne ó caldeiro“.

Es por esto que, contra todo pronóstico, el mejor pulpo á feira se toma en el interior de la provincia de Orense, concretamente en O Carballino.

Pero el pulpo tiene infinidad de posibilidades, en empanada, a la brasa, a la mugardesa (es una de las recetas más típicas de Galicia propia de la zona de Mugardos, al lado de Ferrol).

Hoy quiero compartir con vosotros una recetiña que probé este verano, durante mis vacaciones en Aldán. Soy fan del restaurante O Chinchorro, en más de una ocasión os hablé de él cuando os cuentos mis andanzas veraniegas. Esta receta es sencilla y si tenemos todos los ingredientes preparados la hacemos en un pis pas y la mezcla de sabores es una explosión deliciosa. Os aconsejo probarla.

Ingredientes:

Pulpo cocido

4 huevos

Un trozo de queso de tetilla

Pimentón de la Vera (dulce o picante)

Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación:

Podemos comprar el pulpo ya cocido o en su defecto cocerlo nosotros. Cortamos uno o dos rabos de pulpo dependiendo del tamaño que tengan en taquitos no demasiado finos, los salteamos en el aceite de oliva que estará caliente. Añadimos los huevos y cuando están medio hechos añadimos el queso que lo tendremos cortado en dados más o menos grandes.

Damos la última vuelta, volcamos en una fuente, decoramos con un poco de pimentón y a comer. Bien calentito para que el queso permanezca fundido.

¿No os resulta fácil? Pues además os garantizo que está buenísimo.

 

Comments
2 Responses to “Revuelto de pulpo con queso de tetilla”
  1. Lourdes dice:

    Oye pues me parece que tiene que estar buenísimo!!! Me apunto la idea.
    bsss

    • Mi menú sin gluten dice:

      Lourdes te garantizo que lo está, si eres fan del pulpo como somos en casa os encantará. Ya me contarás si lo pruebas.

      Besiños.

Leave A Comment

 

UA-44852144-1