Cruce de caminos

Pequeños detalles sobre la contaminación cruzada

Últimamente he leído en varios grupos de facebook pequeños detalles que son tan imperceptibles que a veces ni nos damos cuenta de ellos. Hay quien sí había pensado en ello, otros en cambio, entre los que me incluyo, no nos habíamos dado cuenta de que hay pequeñas cosas que son importantes para nosotros.

Por eso he decidido recopilarlos, porque pienso que estas cosas necesitan difusión al máximo para que la gente esté lo más informada posible.

Además de las precauciones más comunes, no colocar pan glutanero encima de una tapa sin gluten, de no andar con las paneras por encima de la comida para evitar que caigan migas. De limpiar el horno en profundidad si antes de cocinar algo sin gluten hemos hecho algo con gluten, de tener los alimentos sin gluten guardados aparte de los que tienen gluten. De utilizar siempre aceites limpios para la comida sin gluten, de tener una tostadora aparte para el pan sin gluten y con gluten, o bien utilizar bolsas de tostar, además de desterrar todos los utensilios de madera de nuestra cocina… Madre mía qué lista más grande ¿verdad?

Tengo la idea de que comprar la carne en una carnicería de confianza siempre es mejor que los envasados de los grandes hipermercados, y así suelo hacerlo. No había caído en el detalle de que generalmente en casi todas las carnicerías se venden empanados de diversas variedades, croquetas, filetes, cuando no lasañas  y otros productos elaborados cargados de gluten. Esto requiere por parte de nuestro carnicero tener un cuidado extremo cuando tratan la carne que vamos a consumir nosotros.

Un detalle que me sorprendió y leí en algún grupo es que en las carnicerías utilizan pan duro para limpiar la máquina de picar el pan. Yo eso no lo había escuchado jamás pero ante la duda, lo consulté con mi carnicero. Me dijo que ellos nunca hacían eso, y me quedé más tranquila. Pero como siempre digo en estos casos, ante la duda mejor preguntar, vale más pasarse de precaución y preguntar, aunque a veces suponga para nosotros pasar un poco de apuro.

Otro pequeño detalle que leí el otro día y que viene muy al caso ahora que llega el verano es la compra de melón o sandía cortados. Es lo que hacemos casi todos porque ocupan muchísimo en la nevera y es más cómodo llevarlos por mitades. Bien, pues alguien comentó en algún grupo que en Mercadona (el templo de los celíacos, según los no celíacos) estaban cortando los melones y sandías en el mesado donde despachan el pan. Menudo peligro. El otro día sin ir más lejos mi frutero al ir a cortar el melón lo puso sobre el mesado donde colocan el pan, y me tocó pedirle que por favor lo cortase en otro sitio por el riesgo que ello suponía, dándole todas las explicaciones del mundo. Generalmente la gente es amable y atiende nuestras peticiones. A veces pienso que dirán cuando me ven entrar, aquí viene “la rarita” (esto viene muy al hilo de algo que publicó hoy Glutoniana en su blog sobre los celíacos, “esos personajes extraños que hacen cosas raras“) leedlo que os echaréis unas risas).

Y este es otro detalle, este es cosecha de mi madre que está a la que salta con la contaminación cruzada. En Galicia es típico ir a comer el pulpo, que cómo bien sabéis se sirve en platos de madera. ¿Y que solemos hacer cuando el pulpo se termina? Mojar el pan en el aceitillo que queda en el plato. ¿Hay algo más rico? Pues como bien sabemos, la madera es porosa y difícil de limpiar, por lo que yo tengo claro que a partir de ahora cuando vaya a tomar pulpo con la peque lo pediré en un plato que no sea de madera. Cuantos menos riesgos corramos mejor.

Al final todo se reduce a lo de siempre, extremar las precauciones, y una limpieza absoluta, y no estoy diciendo con esto que seamos cochinos y tengamos la carnicería, el menaje, o las cocinas sucias, es que cuando se trata de gluten y contaminación cruzada toda precaución es poca.

Y vosotros ¿tenéis algún pequeño detalle de esos que se nos escapan a veces?

 

Comments
14 Responses to “Pequeños detalles sobre la contaminación cruzada”
  1. glutoniana dice:

    Pues me parece genial tu post, voy a compartirlo por qué a veces hay contaminación dónde menos te lo esperas.

    Gracias por nombrarme!

    • Mi menú sin gluten dice:

      Gluto lo único que hice fue recopilar algunos detalles que leí por aquí y por allá, que a veces se nos escapan, menos el del plato del pulpo que fue cosa de mi madre que está atenta a todo.

      Gracias a ti por hacernos reír con entradas como la de hoy 🙂

    • claudia dice:

      hola, soy claudia, de argentina, soy celíaca y tengos dos hijos con la misma condición, te olvidaste de algo importantísimo para nosotros, el tan querido “mate”, aquí el mate nos une, nos amiga, nos abraza cada vez que te juntas con alguien pero….. si esta comiendo galletas o bizcochos o lo que sea con gluten…. NO SE PUEDE COMPARTIR LA BOMBILLA, así que a ser egoístas y tener tu propio mate, ya que a veces resulta muuuy caro compartir tus alimentos cuando la ronda de mate es muy grande!!!!!!!!!!!!!!!! besos a todos y pensemos siempre que hay cosas peores… nuestro único remedio es la comida y … a vivir la vida!!!!!!!!!!!!!

      • Mi menú sin gluten dice:

        Hola Claudia, bienvenida y gracias por tu aportación desde el otro lado del océano. Lo cierto es que en España no se toma mate y no tenía eso en mente, así que ampliamos la lista para nuestros amigos argentinos, no compartir la bombilla de mate.

        Gracias a todos vosotros con vuestros comentarios este post está creciendo… voy a tener que escribir otro con todas las aportaciones que estáis haciendo.

        Un saludo!

  2. celiaquitos.com dice:

    yo soy megasensible, asi que soy una exagerada de la contaminacion cruzada, el otro dia me fui de la carniceria, justo cuando me iba a tocar, cuando vi como usaba el mismo cuchillo para filetear un pollo que antes habia usado para cortar unos filetes empanados

    en fin…. esta claro que hay que ir con mil ojos

    apunto tener cuidado con las sandias cortadas y platos de madera porosos, no se me habia ocurrido

    gracias!!

    • Mi menú sin gluten dice:

      Está claro que hay que tener mil ojos. Bueno mejor tener dos mil y aún así hay cosillas que se nos escaparán fijo. Seguiré recopilando “detalles” y ampliaré la entrada.

      Gracias a ti por contarnos tu experiencia.

      Saludos!

  3. En casa preferimos comprar las cosas envasadas que garanticen la ausencia de gluten, por si las moscas 🙂
    Buen post 😉 ¡Un saludo!

    • Mi menú sin gluten dice:

      Está claro que con los productos envasados con garantía de ausencia de gluten evitamos muchos riesgos. Yo lo de la carne me dejó k.o. porque yo tenía a mi carnicero, y la verdad es que la carne es buena pero cuantos menos riesgos corramos mejor.

      Muchas gracias. Saludos!

  4. Vanofon dice:

    Hay muchas formas de contaminación cruzada, véase aquí algunos ejemplos específicos de peligro en las bebidas experimentados en mi corta experiencia sin glúten (4 últimos años):

    – Estamos en un bar/ pub/ restaurante/ fiesta del pueblo, etc. Pedimos un cubata, una coca-cola, un “lo que sea” con hielo, ok? resulta que los camareros del bar no utilizan pinzas para coger el hielo…cliiiiin! alarma! los camareros ponen cervezas de tirador y sus manos quedan muchas veces impregnadas de ella, luego cogen el hielo con sus manos y al vaso y ya está el problema en marcha…otra alarma puede ser que también recogen los platos de las mesas con sus manos y si no las tienen limpias cuando ponen el hielo, éste se puede ver contaminado si sus manos están contaminadas!

    – Hacer brindis efusivos con personas que tengan en su vaso cerveza o algún otro tipo de bebida con glúten. Cuando le damos al “clinc” no sabemos que gotas pueden caer a nuestro vaso…

    – Limón, pomelo o derivados cortados en rodajas en nuestros cubatas, coca-colas y demás. Deberíamos asegurarnos bien dónde, cómo y quién los prepararon.

    – Besarse “con algo más”(lengua) si la otra persona acaba de beber alguna bebida con gluten…

    • Mi menú sin gluten dice:

      Muchas gracias por tus aportación y bienvenido. Hay dos cosas que nunca pongo en mis bebidas, hielo y limón 😀 Sinceramente no por la contaminación cruzada, sino porque no me gusta, pero lo tendré en cuenta para explicárselo a mi peque cuando llegue el momento en que salga de marcha con sus amigos. Pero sinceramente, que los camareros metan las manos en el hielo me parece una cochinada. Para algo están las pinzas, al margen de la contaminación cruzada, opino que es poco higiénico.

      Lo de los besos lo sabía y lo cierto es que se me olvidó ponerlo en el post. Gracias por recordarlo puede parecer una tontería, pero no lo es.

      Gracias por tus aportaciones. Un saludo!

  5. vanesa dice:

    Yo lo q llevo fatal tb es cuando por educación ofreces para q prueben tu plato y yo siempre digo q antes de q hayan utilizado sus cubiertos…para q no venga contaminado de su comida glutanera! El problema es cuando al rato quieren repetir…sobre todo los niños. ..no quiero quedar como una egoísta en plan no te doy. ..pero lo paso muy mal! Agarro mi plato y digo coge otro cubierto limpio!! Hay q andar con mil ojos…y encima te tratan de loca o exagerada!

  6. Aura dice:

    Mi marido ha trabajado de camarero y fue el que me advirtió de algunas cosas sobre los bares:

    – Efectivamente, muchas veces se agarra el hielo o el limón con las manos
    – Aunque usen pinzas para el hielo y el limón, muchas veces se encuentran preparados en cubos sin tapa para servir lo más rápido posible. Eso hace que estén expuestos a todas las migas del mundo mundial, pues la barra o las superficies de trabajo de cualquier bar son auténticos campos de minas glutaneros

    CONCLUSIÓN: con pinzas o sin pinzas, pido siempre que no me pongan hielo ni limón. Si el vaso llega con hielo y/o limón, pido que me lo cambien por uno limpio, no me sirve que sencillamente los saquen y me vuelvan a poner el mismo vaso.

    MÁS COSAS QUE PASAN EN LOS BARES: si a pesar de que el camarero sea un conocido, siga con detalle todas vuestras instrucciones, estéis en la barra viendo cómo hace las cosas, etc. seguís contaminándoos en un determinado bar, puede ser cosa del lavaplatos. Por lo visto, en los bares a veces se usan para ahorrar agua unos lavavajillas que reciclan el agua de un lavado a otro (supongo que tendrán un sistema de filtro o algo así). El agua reciclada podría tener gluten porque en un bar siempre se acaban lavando vasos y jarras que han contenido cerveza, por ejemplo. Yo he tenido que dejar de ir a un bar por eso y mi marido suele ir alargando la cabeza para intentar ver el modelo de lavaplatos allá donde entramos.

    OTRA CUESTIÓN A TENER EN CUENTA (ESTA POSITIVA): cuando entro en un bar, intento fijarme donde tienen los vasos, jarras, etc. limpios. A menudo suelen estar cerca de zonas contaminadas, pero a veces se pueden detectar oasis de paz como copas de vino colgadas boca abajo de unas guías de la pared. Sea vino o no, si detecto esas copas, pido que me sirvan la bebida ahí.

  7. silvia dice:

    soy argentina y tengo una hija que descubrió a sus 30 años su celiaquía, muy angustiante y terrible porque ya tiene los sabores muy reconocidos. De todos modos desde que lo descubrio no volvio a probar harinas. Como tomamos mate tenemos mucho cuidado de acompañarlo con galletas o galletitas aptas ´por el tema de las migas en la bombilla, sino lo tomamos solo.

    • Mi menú sin gluten dice:

      Gracias por tu aportación. La verdad es que lo del mate yo no lo tengo controlado. En España no tenemos esa costumbre. Nunca está de más aprender cosas nuevas.

      Un saludo!

Leave A Comment

 

UA-44852144-1