Mousse de queso y frutos rojos

Mousse de queso mascarpone con frutos rojos y arenas de galleta

Hoy os traigo una receta muy versátil. Desde que descubrí el queso macarpone, al que no le hacía demasiado caso no dejo de experimentar con él. En primer lugar os cuento que es una receta ligera ya que la base es queso mascarpone. Podemos permitirnos el exceso sin grandes remordimientos.

Por otro lado es una receta que podemos adaptarla fácilmente para diabéticos cambiando el azúcar por edulcorante y los celíacos podemos poner la base con arenas de galleta sin gluten o incluso prescindir de ellas.

Y lo mejor de todo es que se tarda poquísimo en preparalo, y si tienes invitados quedan genial.

Podéis tunearla con los frutos que os aoetezcan pero siempre es mejor con los que tienen un toque ácido como son los frutos rojos.

Vamos a ello.

Ingredientes:

Una tarrina de queso mascarpone

Una cucharada de azúcar glass (o edulcorante)

Dos claras de huevo (mejor que sean pasteurizadas para evitar riesgos)

Galletas (en el caso de los celíacos sin gluten)

Sirope de fresa

Frutos rojos

Preparación:

Ponemos las galletas en la thermomix o en una picadora y las pulverizamos hasta que queden como la arena de la playa y reservamos. Ponemos el queso en un bol, yo lo hice a ojo para que os hagáis una idea una tarrina de un cuarto da para más o menos las tres copas que salen en la foto bien llenitas. Le añadimos el azúcar, aquí va a gusto. Yo soy de cosas poco dulces le puse una cucharada sopera pero aquí podéis jugar con las cantidades a vuestro gusto. Reservamos esta mezcla y en otro bol montamos las claras a punto de nieve. Cuando estén listas las añadimos a la mezcla anterior y las integramos con cuidado para que no se bajen con movimientos envolventes.

Para montar las copas yo pongo en el fondo un “culín” de sirope de fresa, encima las arenas de galleta y posteriormente pongo la mousse de queso pero este orden podéis alterarlo, prescindir del sirope, o de las galletas.

Decoramos con el sirope de fresa y los frutos rojos.

Dejar reposar un par de horas en la nevera para que coja cuerpo y ¡a disfrutar!

Leave A Comment

 

UA-44852144-1