Mi experiencia en la guardería

Hoy quiero hablaros de mi experiencia en la guardería desde que la peque empezó con los síntomas hasta la confirmación del diagnóstico de su enfermedad.

Ellas lo saben, pero desde este humilde blog quiero agradecer el trato recibido por su parte. En todo momento atendieron a la niña de manera extraordinaria, y este episodio no hace más que confirmarme que la elección que hicimos en su momento fue la correcta. La mimaron y atendieron de forma un poco más “exclusiva” en los momentos más duros hasta que el diagnóstico se hizo firme.

Atendieron mis peticiones siempre con amabilidad, comprendiendo la angustia de una madre que busca explicaciones (muchas veces peregrinas) a lo que le está sucediendo a su hija. Recuerdo el día que les pregunté si habían cambiado el tipo de agua que le dan a los niños, y que quizás ese fuese el motivo por el que la niña tenía la descomposición que no conseguíamos cortar. Cuando todo pasó, me confesó la directora que comprendía que se lo hubiese preguntado pero que era absurdo. Y ahora mismo yo lo pienso y en realidad es absurdo, pero uno busca respuestas debajo de las piedras cuando lo que está en juego es la salud de tu hijo.

Uno de los síntomas de la enfermedad celiaca es el cambio de humor que se produce, sobre todo en los niños que no tienen otra manera de explicar su malestar. Les tocó cuidar y mimar a una niña que estaba en esos momentos especialmente huraña. La verdad es que las vi preocuparse sinceramente por mi hija, y eso es algo que se agradece.

Una vez diagnosticada la celiaquía no he tenido problema alguno con ellas para adaptar los menús, me orientan en todo lo que ellas saben y ahora mismo hay un flujo de información en ambos sentidos, ellas me explican lo que saben y yo les cuento mis avances, así aprendemos juntas.

Por todo ello quiero darles las gracias y espero seguir encontrándome con gente como ellos en el mundo de la educación. Personalizar en estos casos es complicado porque es fácil dejar fuera a alguna persona, así que va mi agradecimiento a Arantxa y Dani, con la intención de que se lo transmitan a TODAS las chicas que trabajan en Elfy.

¡¡Gracias de corazón!!

Comments
3 Responses to “Mi experiencia en la guardería”
  1. teresams1975 dice:

    Ay, el mío irá en septiembre y tengo un miedo, ojalá me vaya tan bien como a tí, de momento he hablado con la Directora y dice que no preocupe, que están acostumbrados a tener niños con intolerancias y alergias y además tienen cocinera propia, así que le adaptaran todo. Pero, siempre me queda pensar, que es imposible que pongan el mismo cuidado que yo, e incluso así, a veces la liamos, pero habrá que confiar, sino nunca saldriamos de casa!

  2. gaia1971 dice:

    Verás como te va bien Teresa, yo estoy segura de que hay buenos profesionales y que lo habitual es dar con buena gente. El mismo cuidado que ponemos nosotros no ponen, que duda cabe ¡¡somos sus padres!! Te costará un poco al principio dejarlo en otras manos pero poco a poco te irás acostumbrando, sobre todo al ver que tu hijo está bien. Lo “bueno” que tiene la celiaquía es que al ser una intolerancia un error no es tan desastroso como en el caso de una alergia, eso al menos a mi me tranquiliza bastante. Ánimo y mucha suerte.

  3. Alicia dice:

    no te preocupes muchas guarderias saben bien como llevar el tema, actualemente el comer sin gluten no suena como algo del otro mundo. Se te hara a lo mejor un poco mas complicado cuando el peque se empieze a cuestionar porq a veces el come diferente a los otros chicos, apoyalo siempre. Animo y suerte

Leave A Comment

 

UA-44852144-1