39193_logo-deja-sitio-para-el-postre

Mi reflexión, “Deja sitio para el postre”

Hoy quiero hacer una reflexión y dar mi opinión sobre un hecho que ocurrió el pasado viernes en televisión y que movilizó a los celíacos que pululamos por las redes sociales.

Se trata del programa “Deja sitio para el postre” y la posibilidad de ingreso en el mismo de una persona con esta enfermedad. Lo que a priori comenzó como un aluvión de mensajes emocionados pensando en lo importante que sería para nosotros que una persona con nuestro problema se hiciese eco de ello en televisión, terminó con una gran decepción por parte de todos nosotros.

Vaya por delante que no soy de ver televisión de ningún tipo. Pero en esta ocasión dadas las características de este concursante me había planteado seguir el programa. Ni que decir tiene que no lo haré.

En primer lugar diré que desconozco el funcionamiento de este tipo de concursos, no voy a entrar a valorar si la decisión del jurado que determinó que no podía pasar fue justa o injusta. Está claro que hace tiempo que la televisión dejó de ser un servicio público de interés general y pasó a ser esclava de las audiencias (las televisiones privadas tienen su negocio). Después de tragarme el programa entero tengo varias puntualizaciones que hacerles a los señores de cuatro y a la productora del programa en concreto. No me gusta la actitud del jurado en algunos casos, rayan la prepotencia y en algunos momentos son incluso despectivos. Franciso (el concursante celíaco) llegó con ilusión, presentó su postre a priori original. El primer miembro del jurado le dijo que es un luchador (no sabe bien lo que supone meterse entre fogones sin gluten), el segundo le dijo que le gustaría ver qué es capaz de demostrar siendo celíaco (Francisco emocionado diciendo que quiere demostrarlo), el tercer miembro del jurado (¿debería decir miembra?) “a mi me da miedo el sabor y a lo mejor tampoco es tan bueno, y si no puedes probar…” Digo yo ¿probar que? ¿Los postres que hagan sus compañeros?  Y con respecto al sabor, que sepa esta señora que el miedo al sabor y a la textura en la cocina de un celíaco existe desde el momento uno. ¿Quién de nosotros no ha tirado alguna vez bizcochos, panes o cualquier otra preparación por no conseguir lo esperado?

Habría sido una gran oportunidad para dar a conocer a la sociedad en general las dificultades con las que nos encontramos los celíacos en nuestro día a día, haría una gran labor de información que a nosotros nos está costando Dios y ayuda, y que poco a poco se va consiguiendo gracias al trabajo de mucha gente. Pero está claro que las televisiones van a lo suyo y los celíacos todavía no suponemos una parte lo suficientemente importante del “pastel” de las audiencias.

En segundo lugar quiero valorar la participación de Francisco, un chico agradable, simpático y optimista.  Quiero pensar que su ilusión por entrar en el programa y los nervios del momento motivaron una respuesta tan ilógica ante la pregunta del jurado sobre la posibilidad de probar los postres respondió “yo puedo probar, lo que no puedo es comer”. Ese comentario hizo que las redes celíacas en las que me muevo echasen humo. Con una frase echó por tierra nuestra lucha contra las contaminaciones cruzadas, trazas y transgresiones de dieta. Si algo sabemos los celíacos es que no debemos NUNCA probar nada que contenga gluten. Nos arriesgamos a una contaminación que dependiendo de los casos puede producirnos síntomas graves o muy graves. En ocasiones ningún síntoma, hay celíacos asintomáticos que a pesar de consumir productos con gluten no experimentan ningún malestar. Aunque todos sabemos que el daño interior se produce igual. Repito, la pregunta fue hecha con muy mala leche, y los nervios y la ilusión seguro que hicieron el resto.

Mi reflexión hoy… Me da muchísima pena que no haya pasado Francisco, que en cierto modo fue discriminado por su enfermedad, y que las televisiones (en este caso cuatro) siguen yendo a lo suyo únicamente preocupados por las audiencias. Pues que sepan que han perdido una espectadora en potencia, porque yo que no soy de ver televisión habría visto el programa si hubiese pasado Francisco. Y me consta que no soy la única espectadora que han perdido.

¡Animo Francisco que tu vales mucho! Y por cierto… ¿dónde se puede conseguir la receta del browlanisu que presentaste?

¡¡Dejad sitio para el postre, que hoy cocinamos los celíacos!!

Comments
19 Responses to “Mi reflexión, “Deja sitio para el postre””
  1. El viernes no vimos el programa, y cuando comenzamos a leer en las RRSS lo ocurrido, nos resulyovconfuso ya que conocemos el apoyocde Paco Torreblanca a los celíacos. Pero cuando lo hemos visto hemos dejado nuestra opinión (como muchas otras perdonas en el facebook del programa) Y compartimos tu reflexión punto por punto.

    Muchos celíacos llevamos años luchando por la normalización social del colectivo celíaco.. Y continuaremos haciendolo. Entre todos y todas lo vamos a conseguir.

    ¡Hoy y siempre cocinamos bien y sin gluten!

    Nosotros hemos perdido una oportunidad al discriminar a Francisco, pero ellos han perdido como espectadores a un colectivo muy amplio y que nos movemos en las RRSS: Los celíacos.

    • Mi menú sin gluten dice:

      Qué razón tenéis Caminantes, siempre digo que hay personas como vosotros que llevan años luchando para que la celiaquía se conozca y se normalice.

      Se ha conseguido mucho, pero todavía falta un largo camino por andar.

      Pienso que no sólo han perdido un colectivo amplio que somos los celíacos, sino que han perdido la oportunidad de probar y valorar nuevos sabores y texturas. Es lo que yo estoy descubriendo desde que la celiaquía apareció en nuestras vidas.

      Besiños.

  2. Marga dice:

    ¡¡¡Tienes toda la razón!!!
    Los celíacos nos merecemos respeto y consideración, que bastantes dificultades pasamos ya en nuestra vida diaria.
    Yo tampoco veré ese programa, no me merecen como espectadora.
    Un besote

    • Mi menú sin gluten dice:

      Marga una cosa me quedó clara después de ver el programa y del intenso debate que se está librando con el tema de poder o no poder comer gluten, es la gran desinformación que hay todavía en torno a la celiaquía.

      Se supone que si en este programa iba a participar una persona celíaca lo menos que podían hacer los miembros del jurado era documentarse un poco sobre el tema, ¿o no es ese su trabajo?

      Cada vez estoy más contenta de que la televisión en mi casa sea un trasto apagado que ocupa sitio en el salón. Nada más.

      Besiños.

  3. glutoniana dice:

    Que pasara o no al final es lo que hay pero lo que pasó fue horrible. Espero que llegue a quién tenga que llegar esto por qué vaya vergüenza.

    Cada día se está conociendo más la celiaquía me parece a mi que no cuesta tanto informarse un poco, anda que no le deben pitar los oídos al chico y a la desagradable aquella, así le saliera algo ufff.

    A lo mejor es una oportunidad para ese chico para que haga algo y aproveche la fama que tiene ahora 🙂

    • Mi menú sin gluten dice:

      Glutoniana desinformación, desinformación y más desinformación. Cuando creíamos que podría haber una pequeña luz al final del túnel seguimos con la desinformación…

      Besiños.

  4. Eva dice:

    Yo tampoco lo veré…

    • Mi menú sin gluten dice:

      Eva somos muchos los que no lo veremos, pero pienso que como decía en la entrada, somos una parte del pastel de la audiencia demasiado pequeña todavía.

      Aunque debemos tener claro que la unión hace la fuerza.

      Gracias por pasarte por aquí.

  5. Iris Lago dice:

    Estoy totalmente de acuerdo y me parece muy triste que un jurado que se supone que tiene que tener conocimiento sobre distintos estilos de cocina y sobre alergias alimentarias no lo demuestren y a falta de ello sean prepotentes y no tengan tacto ninguno. Respecto al chico que se presento, ole por él, por tener valor de presentarse al concurso sabiendo las dificulyades que tristemente vivimos todos los dias y entiendo que estaba nervioso y no contesto correctamente. También espero que el llamado jurado aprendan de lo sucedido y sería de mi agrado y creo que el de muchos que dedicaran un programa por lo menos a las alergias alimentarias.

    • Mi menú sin gluten dice:

      Iris, no sé si el jurado tiene conocimiento sobre los estilos de cocina o las alergias alimentarias o si todo esto formó parte del espectáculo. Vamos a traer a un celíaco al concurso pero le tiramos fuera porque el chico no puede probar alimentos con gluten ¿y eso no lo sabían antes del casting?

      Gracias por pasarte por aquí.

    • Mi menú sin gluten dice:

      Glutoniana hay que ver la que se ha liado en tu blog madre mía…. digo lo mismo que dije en el tuyo…

      NO COMMENT…. Y no escribo con mayúsculas porque esté chillando, es porque no doy crédito.

      Besiños.

  6. Francisco dice:

    Vamos a ver, no pretendo crear polémica (soy el celiaco en cuestión).

    El primer problema que tenemos los celiacos es que no nos toman en serio y ante eso nos volvemos unos alarmistas… es totalmente cierto que no podemos ingerir gluten por mínima que sea la cantidad, pero nos volvemos demasiado tajantes con algunos temas.

    Lo que yo dije de “no puedo comerlo, pero puedo probarlo” lo dije tal cual lo pensé, no me afectaron los nervios ni las cámaras, ni quería decir lo que fuera para entrar al concurso.
    Están diciendo por la red que no podemos ni usar pasta de dientes con gluten bla bla bla… de primeras yo aun no he encontrado una pasta con gluten, y que en el Mercadona ponga en su pasta de dientes “sin gluten” no significa que las demás contengan.
    Yo hablo desde mi experiencia, y ya son 5 años para saber lo que puedo o no puedo hacer, por ejemplo: consumo pringles de las del bote verde que contienen almidón de trigo, hace un tiempo ponía libre de gluten y ahora ya no pone nada, yo no me pongo malo… de la misma forma no puedo comer patatas fritas si el aceite esta usado de freír empanados, porque acabo jodido una temporada.
    Yo, y quiero que quede claro, YO puedo probar una preparación con harina de trigo y luego escupir, no me va a pasar nada, repito, a mí.

    Los que os echasteis las manos a la cabeza con mi frase, tendríais que estar del lado del jurado y en vez de criticarlo, alabar su decisión. Porque en un ambiente donde se trabaja con harina de trigo (muy volátil) se acaba respirando y acabas con parte en la garganta… si ni siquiera puedo metermela en la boca, que voy a hacer cuando la tenga en la garganta?, todo esto sin contar que cualquier preparación sin gluten que se intentara hacer en el mismo lugar quedaría contaminada.
    No podéis decir que el jurado es injusto y que mi frase es un escándalo.

    Los médicos, cuando te diagnostican esta enfermedad son muy claros, nada de gluten y evitar la contaminación cruzada a toda costa, tajantemente. Pero porque hay niños enfermos y padres asustados, y en los adultos no todos la padecemos igual.

    No se si existen grados en la enfermedad, pero el gluten es un veneno para nosotros y como todos los venenos hace falta una cantidad mínima para sufrir síntomas y cada persona tendrá una resistencia diferente.

    Esta enfermedad es sería, como todas, pero no nos morimos por comer pan… menos aun si te la diagnostican con 25 años como a mi, sufres una irritación/daño en el duodeno y lo que tarde en sanar esa herida es lo que tardas en volver a estar bien, que no va de un par de días, son varias semanas o meses.

    Dicho esto, perdonar por la parrafada pero tanto con la frase al final me ha tocado la fibra. He copiado y pegado esto mismo en los blogs que habéis hecho eco.

    Ah, no soy Dj, que no se porque pusieron eso en mi presentación… tengo una empresa de pegatinas, vinilos y camisetas.
    Y gracias a todos, hubiera estado bien participar (siendo consciente y corriendo los riesgos de trabajar con la harina de trigo) y dar a conocer la enfermedad, que ya va siendo hora de poder pedir un postre en un restaurante.

    • Mi menú sin gluten dice:

      Gracias por responder en mi blog Francisco. Visto el debate que se ha creado con este tema me abstengo de hacer comentario alguno. Sigo pensando lo mismo que escribí en la entrada, sobre la celiaquía, sobre el consumo de gluten por personas intolerantes al mismo, y sobre las estrategias de marketing de la televisión.

      Si las cosas fueron diferentes durante el casting, o durante la grabación del programa francamente no es lo que se transmitió a través de la pequeña pantalla, o mejor dicho, no es lo que yo percibí. Tampoco voy a hacer de esto una verdad universal. Mi impresión fue la que escribí aquí y si ocurrió de cualquier otra forma no han sabido transmitir el mensaje, al menos a mi no me ha llegado.

      Lo que no termino de entender es este primer comentario hecho por ti en el blog de Marga, cito textualmente:

      “El jurado actuaba bajo una “libertad limitada” a mi no me podían dar tres síes, pero si es verdad que para estar en la tele no tuvieron mucho tacto, Amanda podía haber dado cualquier excusa que no fuera esa, también os digo que cuando acabamos el segundo día se disculpo personalmente conmigo, así como sus dos compañeros.”

      Si tu mismo reconoces que no tuvieron demasiado tacto no entiendo que nos pidas que alabemos al jurado. Me resulta contradictorio, pero bueno… Todos estamos en nuestro derecho de cambiar de opinión y tu por lo que se ve lo has hecho.

      Por lo demás, pienso que deberíamos unir fuerzas para que nos tomen en serio.

      • Marga dice:

        Vuelvo a repetir el comentario que acabo de poner en el blog de Gluotniana, estoy alucinada con los comentarios que estoy leyendo en un blog que está apoyando a un celíaco que creemos que ha sido “discriminado” basándonos en lo que hemos visto en TV no está bien.
        Yo llevo 10 años diagnosticada, de adulta, después de haber estado muy enferma y con otras enfermedades asociadas que no vienen al caso. No me juego mi salud por una pasta de dientes, unas patatas o un trozo de pan, pero cada uno es responsable de su cuerpo y yo del mío.
        Y no estoy de acuerdo con que se haya abierto un debate positivo, al contrario, se están produciendo discusiones y malestares… y lo mejor de todo, que le estamos dando publicidad a un programa que para mí es una muestra de telebasura, demostrando una ignorancia tremenda y una intolerancia respecto a enfermedades y religiones, de gente supuestamente preparada…
        Me niego a seguir dándole publicidad gratuita a ese programucho.

        Mami gluten free!! gracias por el gran trabajo que haces con tu blog y fuera de él, para conseguir mejorar la situación que vivimos los celíacos. Un beso,

        • Mi menú sin gluten dice:

          Gracias Marga. Parece que esto ha sido un malentendido de dimensiones gigantescas. Y como tu bien dices, no merece la pena darle publicidad a este programa.

          Yo por mi parte zanjo el asunto, y me voy a la cocina que he visto una recetita en un librito de cocina que me dejaron los reyes magos que como salga rica os la pongo ya mismo por aquí para que la copiéis.

          Besiños y gracias!!

      • Francisco dice:

        Gracias a ti por responderme.
        Yo no he cambiado de opinión… me puedes decir dónde has visto que lo hiciera?

  7. Pau dice:

    En fin… todo esto deja mucho que desear. Creo que nadie fuera del entorno celíaco le presta la más mínima atención a esa frase, contando con la poca audiencia que tendrá el programa en si. Estamos en lo mismo de siempre, justificando una causa hasta el extremo y creando conflictos entre vosotros. Mal vais así.

    Si el chaval puede probar algo con gluten y mientras no lo coma, no nota nada, dejadle, que bastante mejor conocerá él su cuerpo que vosotras. Y si a vosotras os sienta mal, no lo hagáis. Como si no queréis ver el programa, también es suficiente con que apaguéis la tele, no hace falta que lo hagáis público.

    Creo que esta crisis nos deja demasiado tiempo libre a la gente…

    • Mi menú sin gluten dice:

      Pau como bien dices todo esto deja mucho muchísimo que desear. Precisamente nadie que no sea del entorno celíaco prestaría atención a esa frase. No sé si eres celíaca o tienes alguien próximo a ti con este problema, vamos a llamarlo circunstancia más que problema. Los médicos insisten en que la dieta debe ser rigurosa y de por vida evitando trangresiones, trazas y contaminaciones. No lo decimos los enfermos, ni madres histéricas, lo dicen los médicos expertos en celiaquía. Muchas veces nos enfrentamos al desconocimiento por parte de nuestros amigos y familiares y mil veces hemos escuchado la frasecita de “por un poco no pasa nada” o “no será para tanto”. Este tipo de comentarios no hacen más que crear confusión. Además todos los que tomamos el pulso a la enfermedad sabemos que hay personas que con un poquito se ponen a morir mientras otras no sufren síntoma alguno.

      Supongo que Francisco puede probar algo con gluten sin tener síntomas externos, el mal por dentro se hace igual, claro que cada uno hace con su vida y con su cuerpo lo que quiere. Hay quien fuma (no es mi caso) sabiendo que eso es veneno, otros se drogan, se alcoholizan… Espero que cuando le hagan sus controles todo salga en perfecto estado de revista.

      Y que conste que lo único que quise hacer al escribir esta entrada fue defender a Francisco, parece que me expresé lo suficientemente bien.

      Por otro lado, no veré el programa y he hecho lo que hago siempre desde hace años apagar la tele, pero lo hago público en mi página web porque nada ni nadie me dicta lo que tengo que escribir y opinar en ella.

      Gracias por pasarte por aquí y por dedicar tu tiempo a escribir un comentario.

Leave A Comment

 

UA-44852144-1