SAMSUNG

Mi experiencia: primeras vacaciones “sin gluten”

Parece que fue ayer cuando preparábamos las maletas para irnos de vacaciones y poco a poco el verano va tocando a su fin, en pocos días toca incorporarse a la vida normal.

Hoy voy a hacer balance de los quince días que pasamos fuera de casa. Eran nuestras primeras vacaciones con la peque “singlu” y lo cierto es que estoy muy contenta con la experiencia.

Nosotros veraneamos en Galicia, en la zona de Cangas de Morrazo, y lo que nos gusta durante esos días de desconexión es salir a comer o cenar fuera y disfrutar de la gastronomía autóctona. También pasamos unos días en el interior de la provincia de Orense. Este año ir con nuestra niña era un reto, porque aunque todavía es muy pequeña le encanta probar todo lo que se pone encima de la mesa. Yo tenía dos miedos, uno era que pudiese consumir algún producto contaminado y las vacaciones se aguasen y el otro que al llegar a algún sitio y explicar lo que sucede con ella nos mandasen a “freír churros”.

El primer supuesto no se dio. Ni un solo día nuestra chiquitina tuvo reacción a algo que comiese. El segundo se dio sólo en una ocasión, teniendo en cuenta que fueron dos semanas tapeando por aquí y por allá es un balance más que positivo. Me costó un poco los primeros días explicar nuestro problema, pero al ver la acogida más que agradable del personal que nos atendía empecé a sentirme mejor y hacerlo como medida habitual.

Mi agradecimiento desde aquí al “Restaurante Camiñeira”, “Casa Eladio”, “O Bruño”, “O Tujurio do James”, “Restaurante Zapatillas”, en todos ellos en el momento en que comenté que mi hija es celíaca se pusieron a nuestra disposición para informarnos de cómo están elaborados los platos, las salsas y aliños. Nos sirvieron salsas aparte cuando había algún riesgo. Sin problemas prepararon patatas fritas en aceite limpio para la chiquitina, pues como a todos los niños las patatas fritas hacen que se vuelva loquita. Sólo un día nos dijeron tajantemente que NO preparaban nada aparte para la niña, me dio mucha pena y me sentí muy decepcionada, porque es un sitio donde vamos desde hace muchos años y tengo claro que no pienso volver, sobre todo por la manera en que me dijeron “no puede comer aquí”. Omito el nombre.

Descubrimos en Cangas de Morrazo un restaurante con carta para celíacos. Parece mentira que pueda producir tanta alegría ver anunciado en los paneles publicitarios que disponen de carta para celíacos. El restaurante se llama “Il Popolo” y está un poquito escondido. Es italiano y merece la pena. Pedimos un entrante de queso de cabra a la plancha con guarnición y pizza. Una pizza normal y una “singlu”. Nos trajeron colines “singlu”. También había postres pero ya no podíamos con más. Cuando me trajeron mi pizza “singlu” tuve que comentar que en realidad la celiaca es mi hija y que yo soy “celiaca solidaria”. Ella es incapaz de tomarse una entera, además yo pruebo antes lo que ella come. La carta contaba con varios entrantes, dos pizzas diferentes y pastas variadas con salsas a elegir. También disponían de postres “singlu”. Si váis por Cangas algún día os lo recomiendo, además es un restaurante muy coqueto con un precioso mural del puente Rialto de Venecia.

A la hora de salir fuera decidimos casi prescindir de las típicas frituras de “peces de la ría” y optamos por pescados a la plancha, mariscos y pulpo a la gallega, que lo suelen acompañar de patata cocida. Con esto conseguimos que el menú familiar sea más sano. ¡Todos salimos ganado! Para los postres además de fruta podíamos optar por helados, hay muchas cartas de helados en las que vienen marcados varios “singlu” y eso nos facilita mucho la elección.

Desde aquí sólo deciros que la experiencia ha sido muy buena, y que una cosa tengo clara, por tener este problema con mi hija no vamos a dejar de salir y de disfrutar de nuestras vacaciones.

Pizza "singlu"
Pulpo

Comments
8 Responses to “Mi experiencia: primeras vacaciones “sin gluten””
  1. Marta dice:

    Estupendo Susana! Me alegro que hayáis disfrutado de unos días de merecido descanso. Lo del restaurante donde fueron tan intransigentes no tiene nombre. Parece mentira, dedicándose a un trabajo de cara al público. No me parece tan raro que se presente alguien celíaco a un restaurante, y si bien no tienen porqué tener (o poder) que preparar una comida especial, al menos la amabilidad y comprensión si que tendrían que estar (y más tratándose de un niño). En fin, esperemos que sea una mera anécdota puesto que según cuentas, la mayoría de los lugares reaccionaron muy bien y con amabilidad.
    Un beso grande y que disfrutéis de lo que queda de verano!!!!

    • Susana dice:

      Gracias Marta!! Ya sabemos que en todas partes hay “gente pa tó”. Pero lo que quiero transmitir en esta entrada es todo lo contrario, la satisfacción que me produjo comprobar que hemos sido tratados de forma extraordinaria en casi todos los sitios. Incluso en algunos me comentaron la dificultad que supone para nosotros intentar salir con la peque y que haciéndose cargo de ello nos prepararon la comida como nosotros explicamos.

      Besiños, seguimos disfrutando un poco más!!

  2. cristina dice:

    Hola me llamo cristina y tengo una niña de 12 años celiaca. Este verano iremos a Galicia. He cogido un apartamento en carnota asi que si tienes más información que me pueda ir bien te lo agradeceria un montón. Muchas gracias

    • Mi menú sin gluten dice:

      Hola Cristina, bienvenida.

      La zona de Carnota apenas la conozco, a nivel restaurantes la desconozco completamente. Pero mi consejo es que vayas siempre un paso por delante, preguntes antes de sentarte a comer en algún sitio, que expliques bien en qué consiste. Y que sepas que el pulpo es apto, (si a tu hija le gusta ahí tienes una buena baza) pero pide que no te lo pongan en plato de madera, la madera es porosa y difícil de limpiar, y normalmente mojamos el pan en el aceitillo que queda después de comer el pulpo. Algo muy típico por la zona son los chipirones a la plancha, que son también aptos, y todo tipo de marisco sin problema alguno.

      Un saludo.

      • Cristina dice:

        Muchas gracias, ya os contaré a la vuelta.
        Cristina

        • Mi menú sin gluten dice:

          Esperamos vuestras experiencias. Disfrutad de las vacaciones!

          • Cristina dice:

            Hola, ya estamos de vuelta. La experiencia en general ha sido buena (ojos que no ven). Ahora mismo me he dado cuenta del pulpo en plato de madera (lo ha comido). Pero sabéis, el problema de ir con más gente (parece que al final que les lleves tú a todos los sitios cansa), total que no ha variado mucho de comida. Lo que si recomiendo es “O lo lo” de Muxía, donde le hicieron hasta el pan. Muy bien. En Pontevedra estuvimos en IL Picolo. La pasta buenísima pero pedimos también una pizza y además de salada salió dura (tengo que decir que no nos la cobraron), por eso puntualizo que allí creo que lo mejor es la pasta (y las tartas). En los demás sitios hemos ido preguntando, pero ya sabéis limitado.
            Por último y lo mejor, la capacidad de aceptación y de adaptación a lo que hay, de mi hija celíaca.
            Besos para todos.
            Cristina

          • Mi menú sin gluten dice:

            Me alegro de que todo haya ido bien. No te preocupes por el pulpo en plato de madera, yo el año pasado tampoco fue consciente de ello. Nosotros veraneamos solos así que no tenemos esa sensación de ser quienes determinamos los sitios en función de las necesidades de la niña. Y es cierto la capacidad de adaptación que tienen nuestros pequeños, y nosotros para complacerlos a ellos.

            Gracias por compartir tu experiencia con nosotros.

            Besiños.

Leave A Comment

 

UA-44852144-1