Bollitos suizos o Roscón de Reyes con dos harinas

Hoy os traigo una receta que es tuneo de la receta de Roscón de Reyes “EL ROSCÓN“. Esta receta además de ser aprovechable para hacer roscón de Reyes, es perfecta para hacer estos bollitos suizos, que pueden servirnos para una merienda, para que nuestros peques lleven al colegio, y que además son congelables y que nos permite sacarlos cuando los necesitemos.

En esta ocasión lo he simplificado mucho y los resultados siguen siendo tan buenos como en la primera receta, y a las pruebas me remito. He sustituído las harinas protéicas por la harina Brot Mix de Schär, con lo que nuestra despensa harinil tiene que ser bastante más reducida, y he suprimido el psyllium, ya que la harina Brot Mix no necesita este aditivo. A priori la elaboración es la misma, si bien es cierto que reducimos nuestras necesidades y los tiempos de pesado y tamizado de harinas.

INGREDIENTES:

Prefermento:

100 grs. de harina panificable Proceli

70 ml. leche templada

5 grs. de levadura fresca

Todo esto lo mezclamos y lo dejamos reposar a temperatura ambiente al menos durante 3 horas. Queda una masa un poco mazacote.

Masa:

250 grs. de harina panificable Proceli

100 grs. de harina Brot Mix de Schär

4 huevos medianos

100 grs. de zumo de naranja

50 grs. de leche

10 grs. de levadura fresca

40 grs. de azúcar invertido (podéis ver aquí como se prepara)

50 grs. de azúcar normal

80 grs. de mantequilla

Ralladura de una naranja

Ralladura de un limón

1 cucharada de agua de azahar

1 cucharada de leche en polvo

Decoración:

Huevo batido

Almendras

Frutas escarchadas

Azúcar

Preparación:

Mezcláis todo en la amasadora (excepto la mantequilla) durante cinco minutos (si no tenéis amasadora podéis hacerlo con la panificadora en función amasado).

Añadís el prefermento y dejáis amasar durante otros cinco minutos hasta que esté todo bien integrado.

Ahora toca añadir la mantequilla a temperatura ambiente, que esté blandita (no sirve calentarla en el microondas, así que tenéis que tener la precaución de sacarla de la nevera con antelación). Dejáis que siga amasando durante 15 minutos.

Dejáis fermentar la masa tapada con un film dentro del horno apagado, durante unas dos horas. Yo la dejé dentro de la cubeta de la panificadora.

Sacáis la masa del horno y la ponéis encima de un papel de hornear, damos forma con las manos. Yo me las unté bien con aceite porque sino es complicado manejar la masa porque queda un poco pegajosa. En este punto podéis hacer bollitos o bien un roscón. También podéis dejar levar en frío o dejarlos levar a temperatura ambiente. Yo para hacer los bollitos los dejé cuatro horas a temperatura ambiente hasta que doblaron su tamaño.

Bollitos antes de leudar_opt

 

Aquí tenéis los bollitos antes de leudar.

 

 

 

 

 

 

 

Cuando los bollos están listos hacéis un corte en la superficie, yo hice un corte en cruz y los pinceláis con huevo, hay que hacerlo con cuidado porque podéis hacer que se bajen si pincelamos con demasiada intensidad. Los cubrís con azúcar humedecido.

Precalentáis el horno a 200º y horneáis durante cinco minutos tapado con un papel albal para que no se os quede demasiado tostado. Bajáis la temperatura a 180º y lo dejáis otros 15 minutos, sacáis el papel de aluminio para que se dore y lo dejáis otros 5 minutos. Si véis que queda poco dorado (a mi me pasó con el segundo horneándolos exactamente igual) lo que hice fue poner el grill un par de minutos para que quede con mejor color.

Bollitos enfriando_opt

Aquí tenéis los bollitos enfriando en la rejilla.

 

 

 

 

 

 

En este punto os advierto que es muy muy importante que conozcáis vuestro horno porque no todos responden igual y los tiempos que para mi horno son buenos para otros pueden ser excesivos o pecar de escasos. El otro día una amiga en casa me vio poner una pizza a hacerse y me dijo, “si pongo yo la pizza en mi horno a esa temperatura la carbonizo”.

La miga_opt

Y este es un primer plano de la miga cortado a mano, justo antes de dar buena cuenta de ellos.

 

 

 

Estos bollitos podéis utilizarlos para una merienda, para que vuestros niños los lleven al colegio, podéis congelarlos y tenerlos como reserva. Podéis rellenarlos con lo que más os guste, natua, crema pastelera, trufa, nutella… La imaginación al poder. Y si no los cubrís con el azúcar humedecido podéis rellenarlas con salado y la mezcla será deliciosa (para quien le gusten ese tipo de contrastes). Eso sí, la cantidad que me salieron a mi y que véis en las fotos son sólo media receta (o sea los ingredientes a la mitad).

Espero que os animéis a probarlos y que os gusten mucho.

 

 

 

Comments
2 Responses to “Bollitos suizos o Roscón de Reyes con dos harinas”
  1. famalap dice:

    Queeee ricos!!!
    ¿puedes creerte que nos ha gustado más el segundo y tercer día más que el primero? Se asentaron sabores y aunque no estaba tan requetetierno como el primer día, estaba bastante aceptable.

    Me quedo con la receta!!! bueno, con el recetón!!
    (aunque lo tuneé con 125 gr proceli y 125 gr schaB)

    Bicosss
    Me toca repetirlo, jejeje

    • Mi menú sin gluten dice:

      Están riquísimos de la muerte. El tercer día si los metes un poquito en la tostadora de lujo. Y si los descongelas en el micro también muy buenos, me falta probar a descongelar sin medios artificiales a ver como quedan, pero vamos… esta es LA RECETA, EL ROSCÓN, o LOS BOLLITOS. Llámale X. Yo quiero probar a hacerlos con mermelada de albaricoque por encima (se lo vi a Salomé) que tanto azúcar me tiene un poco empalagada. Así que también me toca repetir…

      Besiños!

Leave A Comment

 

UA-44852144-1