2016-12-03-17-09-23

Bizcocho de yogur ligero sin gluten con almidón de trigo

Últimamente todas mis recetiñas giran en torno a lo mismo, el almidón de trigo. Y es que desde que entró en mi cocina no puedo parar de experimentar con él.

Es un ingrediente estupendo y es un lujo tenerlo en nuestras cocinas. La semana pasada en la VI jornada de Celicalia el doctor de la Asociación de Celíacos y Sensibles al gluten en su ponencia fue preguntado por este nuevo ingrediente y su respuesta no dejó lugar a dudas. Si está certificado sin gluten no hay ningún problema en consumirlo.

Así que ya sabéis, si tenéis la oportunidad no dejéis de probar esta maravilla porque deja unas texturas y un sabor extraordinarios.

Hoy os traigo un clásico en la cocina que yo nunca había publicado en el blog, entre otras cosas porque hay mil recetas en internet. El bizcocho de yogur tiene mil variantes todas ellas estupendas. Yo os traigo una muy sencilla, sin gluten y ligera ya que he reducido al máximo las grasas y los azúcares para intentar hacerlo lo más ligero posible. Mirad que corte tiene el bizcocho.

2016-12-03-17-23-12

Vamos con la recetiña. Si queréis hacerlo con harina de trigo es muy sencillo sólo tenéis que sustituir el almidón de trigo y la harina de arroz por harina de trigo de repostería y en este caso no necesitáis Goma Xantana.

Ingredientes:

Un yogur natural o de limón

120 gramos de almidón de trigo

60 gramos de harina de arroz

3 huevos

40 gramos de AOVE

80 gramos de azúcar

Una pizca de sal

Una cucharadita de moca de goma xantana

Un sobre de levadura química

Opcional, aroma de limón, vainilla o algún otro que os apetezca

Podéis añadirle ralladura de limón

Preparación:

En Thermomix ponemos los huevos, el azúcar y el aroma si se lo ponemos en el vaso y programamos 4 minutos a 50º velocidad 4.

Añadimos el AOVE y el yogur y mezclamos a velocidad 4 durante 10 segundos.

Añadimos la harina, con la sal, la levadura y la xantana. Mezclamos durante 10 segundos a velocidad 5.

Engrasamos un molde y vertemos la mezcla. Metemos en el horno que habremos precalentado a 180 grados sin ventilador con calor arriba y abajo.

En mi horno son 35 minutos, pero eso tenéis que verlo vosotros ya que cada horno es un mundo. Pincháis con una aguja y si sale limpia está el bizcocho listo.

Lo mejor es no sacarlo del horno de golpe y así evitamos que se nos baje, primero abrimos la puerta del horno y al pasar un rato lo sacamos.

Y ya tenéis un bizcocho base bien para tomar al desayuno o bien como base para deliciosas tartas ya que admite todo tipo de rellenos y coberturas.

 

Leave A Comment

 

UA-44852144-1