Tarta aracnida

Bizcocho de calabaza (pumpkin cake) sin gluten, sin lácteos y sin frutos secos (Receta de Halloween)

Si os digo la verdad esta receta llevaba pendiente más de un año. Siempre que llega la temporada otoñal las calabazas invaden nuestro espacio, al calor de la fiesta de Halloween las fruterías se llenan de esta curcubitacea que aporta poquísimas calorías cosa que la hace muy interesante, 25 kcal por cada 100 gramos es una cantidad realmente baja. También nos aporta mucha fibra.

Además como casi todas las verduras color naranja aporta Vitamina A en una cantidad nada despreciable, también Vitamina C  y Vitaminas del grupo B.  En cuanto a minerales su aporte es importante en Potasio, Fósforo, Calcio y Magnesio.

Así que en vista de que las calabazas invaden las fruterías por doquier decidí este año no dejar pasar ni un día sin  intentar hacer este bizcocho que a priori me parecía una buena idea. Para ello rescaté la receta de bizcocho de zanahoria que podéis ver aquí y lo adapté al bizcocho de calabaza.

Ingredientes:

300 gramos de calabaza

80 gramos de azúcar

75 gramos de harina de arroz

75 gramos de almidón de trigo (también vale almidón de maíz si no tenéis)

Si no sois celíacos podéis poner 150 gramos de harina de trigo

3 huevos

50 gramos de Aceite de Oliva

Canela

Jengibre

Sal

Un sobre de levadura química

Preparación

Cocemos la calabaza (podéis hacerlo en el microondas durante 10 minutos a máxima potencia). Una vez cocida (o asada si nos coincide encender el horno queda estupenda) la trituramos bien y reservamos.

En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que espumen y doblen su tamaño. A continuación añadimos el aceite y mezclamos bien. Añadimos las harinas mezcladas con las especias (pondremos a nuestro gusto según la intensidad que queramos darle) la sal (una pizca) y la levadura. Mezclamos bien y cuando esté la harina bien integrada añadimos la calabaza.

Estas medidas quedan bien para un molde de 20 cm. Lo engrasamos y si queremos asegurarnos de que no se va a pegar lo espolvoreamos con un poquitín de harina de arroz. Añadimos la mezcla y horneamos (horno precalentado a 180 grados) durante aproximadamente 30 / 35 minutos. Ya sabéis que cada horno es un mundo.

Si lo queréis decorar como la foto que os he puesto hacéis un ganaché de chocolate negro o con leche, y blanco para la tela de araña. Aquí tenéis la receta del ganaché. Primero la cubrís con el chocolate negro y luego hacéis círculos concéntricos con el chocolate blanco dentro de una boquilla. Cómo podéis ver en la foto el pulso no es lo mío pero ahí os dejo la idea.

¿Os atrevéis a probarlo?

 

Leave A Comment

 

UA-44852144-1